Los Rams estrenaron su nuevo estadio con triunfo

Sin demeritar la victoria de Los Angeles Rams, lo cierto es que el triunfo de 20-17 que obtuvieron sobre Dallas, se debió más a lo que dejó de hacer el equipo de Mike McCarthy.

El coach de la estrella solitaria tuvo el empate en sus manos, pero cuando pudo decidir por un gol de campo, prefirió jugársela en cuarta y tres, lo que derivó en un gran desempeño defensivo por parte de los Rams.

Defintivamente se esperaba mucho más de los Cowboys, no solo destellos. Es verdad, jugadores como el novato CeeDee Lamb hace albergar esperanzas, pero otros consolidados como Dak Prescott o Ezekiel Elliot, deben jugar bien todo el tiempo, no solo en algunos momentos del partido.

Prescott finalizó el partido con 266 yardas y un pase de touchdown, además de 30 yardas por tierra en tres acarreos. En el aspecto individual está bien, sumó estadísticas, pero no supo echarse al hombro al equipo en una situación de urgencia, en los últimos minutos.

Si los Rams hubieran representado una gran resistencia, quizá se podría hablar de que Dallas lo intentó, pero lo cierto es que con la ventaja en la bolsa, el equipo californiano no arriesgó de más y fue en ocasiones hasta conservador.

Primer triunfo de Jared Goff en su nuevo estadio. El equipo de Sean McVay lució mucho mejor que la temporada pasada y aunque los Cowboys renunciaron al triunfo, esto no signfica que los Rams no lo merecieran. 

Deja un comentario