¡No contaban con mi astucia!

Se le gano al líder bien y jugando de una manera muy inteligente.

Tengo que confesar que en las ultimas semanas me he convertido en fan de nuestro “Steve” , si tengo en mi mente la figura de un buen entrenador tiene que ser como el técnico de St Louis FC. Mesurado, inteligente, de bajo perfil, no grita, no se luce ante las cámaras, no cree saberlo todo; y sin embargo bajo esa personalidad de «no rompo un plato», hay mucho conocimiento que se esta haciendo presente en el equipo. Solo como dato les comento que Steve jugo un mundial de titular (Italia 90), jugó en Europa, jugó Champion League…¿algo ha de saber este tipo no?

El domingo se enfrentaba nada más y nada menos que al líder del grupo «E», invicto y con una racha ganadora. No hace mas de dos semanas nos había pasado por encima en lo que fue el regreso del USL Championship. ¿No esperaba lo mismo? ¿Podríamos ganarle a Indianapolis?  y como diría el Chapulín Colorado…¡No contaban con mi astucia!…en este caso la de Steve Trittschuh. Le cambio la cara al equipo y decidió salir con 3 defensas centrales, dos carrileros que parecían extremos, y la incorporación desde el inicio de Wal Fall. Sorprendió a propio y extraños, pero todo tenia un porque. Resulta que los goles y las oportunidades de Indy Eleven en el ultimo partido, fueron gracias a esa gran transición que tiene a la ofensiva Indy Eleven, aprovechando la velocidad de jugadores como Pacher, ¿y qué hizo Steve? poner un hombre de más en la defensa para que siempre hubiera un relevo, así de simple, no implemento una idea nueva, no mando marcaje personal, no invento un esquema “nuevo”…solo eso, un hombre más a la defensiva, y eso fue suficiente. Si bien Indy Eleven tuvo oportunidades de desdoblar, siempre fue contenido por el defensa que sobraba, y cuando entro Tyler Pacher (al cual se le acabo su racha de marcar gol en partidos consecutivos) tuvo dos oportunidades que Kavita y Fink supieron contener.

Ya se que me van a decir, pero el técnico no juega, el técnico no corre, y que bueno, porque con el calor que hacia ayer se nos hubiera afectado seriamente. Retomando la idea, si, el técnico no juega; pero es quien le pone clara la mente a los jugadores, quien le dice como se va a jugar y para que se va a jugar así, eso es importante; Steve tiene una idea muy clara y simple que los jugadores has sabido llevar a bien.

Hoy el mérito es de todos, del esfuerzo de Wharton, de la clase de Fall, de la habilidad de Cicerone, del liderazgo de Fink y Kavita, de la seguridad de Morton; pero todo eso no podría pasar sin el buen manejo Steve Trittschuh.

Para finalizar me gustaría decir un dato frío, Tenemos serios problemas con Jeremy Gagnon-Laparé.

Deja un comentario