Los Blues avanzan a la siguiente ronda con un juego no apto para cardiacos

May 7, 2019; St. Louis, MO, USA; St. Louis Blues left wing Pat Maroon (7) is congratulated by teammates after scoring the game winning goal in double overtime in game seven of the second round of the 2019 Stanley Cup Playoffs against the Dallas Stars at Enterprise Center. Mandatory Credit: Jeff Curry-USA TODAY Sports

Los St. Louis Blues ocupaban el último lugar en la NHL de 31 equipos el 2 de enero de 2019, hoy, están a cuatro victorias de alcanzar la Final de la Copa Stanley por primera vez en 49 años.

Los Blues demostraron en su emocionante victoria por 2-1 en tiempo extra en el Juego 7 contra los Dallas Stars que esta puede ser la mejor oportunidad que haya tenido la franquicia de ganar una Copa Stanley.

Para ganar su lugar en la final de la Conferencia Oeste contra los San Jose Sharks o Colorado Avalanche, los Blues tuvieron que superar una actuación de 52 salvadas del arquero de Dallas, Ben Bishop.

El jugador Patrick Maroon, nativo de St. Louis, marco el tanto ganador en el minuto 5:50 del segundo tiempo extra. Este sin duda podría haber sido el juego más emocionante de los playoffs.

«No hay nada mejor que eso: marcar un gol en un segundo tiempo extra, en tu ciudad natal», dijo Robert Thomas, quien marco el tanto que le dio la victoria a los de St Louis.

El arquero de Dallas Bishop fue tan espectacular que podría haber vencido a casi todos en esta noche. Pero no pudo vencer a un equipo de Blues que controló el disco durante la mayor parte del juego.

«Esa es la historia de nuestra temporada», dijo Thomas. «Seguimos luchando».

Al principio de la temporada, jugaron lo suficientemente mal que parecía posible que pudieran abrazar una mini reconstrucción. Pero el entrenador Craig Berube se hizo cargo en noviembre, y luego de un período de ajuste, los Blues comenzaron a jugar como uno de los mejores equipos de la liga.

Llegar a la final de la conferencia es importante para San Luis. La ultima vez que estuvieron en esta instancia fueron barridos por los Boston Bruins en la final de la Copa Stanley de 1970.

Los Blues parecen tener la agallas, el objetivo y el gol que se necesita para ser contendientes al titulo. El novato Jordan Binnington fue la razón principal por la que los Blues se encontraban entre los mejores equipos de la NHL en la segunda mitad de la temporada. Si bien la actuación de Bishop fue más memorable, la paciencia y el equilibrio de Binnington en su primer Juego 7 fue igualmente impresionante. Bishop es conocido por su manejo del puck, pero la mano de Binnington minó los intentos de Dallas en este séptimo juego.

Los Blues están jugando con un estilo vanguardista y defensivo que le serviría mucho para ganar una Copa Stanley, ya que los equipos que quedan vivos en lo play offs no deberían representar mayor problema para los de St Louis.

Los jugadores de St Louis reflejan una gran union, y confianza en sus propios compañeros,

«Pasamos por momentos difíciles y eso nos unió», mencionó Thomas al finaliza el encuentro.

Deja un comentario