En Fuego está el bateo de los Cardenales de San Luis

Apr 8, 2019; St. Louis, MO, USA; St. Louis Cardinals right fielder Jose Martinez (38) hits a game tying RBI single off of Los Angeles Dodgers relief pitcher Joe Kelly (not pictured) during the sixth inning at Busch Stadium. Mandatory Credit: Jeff Curry-USA TODAY Sports

Por Luis Nolla

San Luis, MO.  Los Cardenales de San Luis entran al juego del viernes contra los Rojos de Cincinnati con una marca de 15-9, que los ponen en primer lugar en la división central en la Liga Nacional. Una de las razones más grandes por la que los Cardenales han llegado a esa marca es el bateo colectivo del equipo.

Los Cardenales como equipo están en la tercera posición en el promedio de bateo en las Mayores con una marca de .270. Todos los jugadores están contribuyendo en el plato de una forma u otra. Yo me voy a enfocar en Paul Goldschmidt, Paul DeJong, Yadier Molina Dexter Fowler y José Martínez.

Paul Goldschmidt, quien esta en su primer año en San Luis como Cardenal, empezó las primeras dos semanas de la temporada frio, pero el ha subido su porcentaje de hit a .281, 9 cuadrangulares con 29 carreras impulsadas y tiene 14 bases por bolas. Personalmente yo no me preocupo de Paul Goldschmidt, es un bateador inteligente que va a encontrar como salirse de una racha mala en el plato. El se ha ganado el premio del “Silver Slugger” 4 veces en su carrera (la última vez que se lo gano fue la temporada pasada).

La temporada pasada Paul DeJong sufrió una mano rota cuando un lanzamiento le pego en la mano. Cuando se recuperó, no pudo producir los números que el usualmente tiene. Esta temporada está recuperado completamente y está de regreso a producir en la caja de bateo. DeJong tiene un promedio de .343, 5 cuadrangulares, 12 carreras empujadas y tiene 7 bases por bolas. DeJong tiene la capacidad y el talento para terminar la temporada con un promedio cerca de .300. DeJong no solamente tiene poder para sacar la bola del parque, pero también tiene la habilidad de conectar líneas que resultan en dobles.

Esta es la temporada número 16 de Yadier Molina. De las ultimas nueve temporadas, Molina ha terminado la temporada con un promedio al bate de .270 en siete ocasiones. Entrando al juego del viernes contra los Rojos de Cincinnati, Molina ha bateado un hit en 12 juegos corridos. Es fácil decir que el ha tenido un buen comienzo a la temporada. Tiene un porcentaje de bateo de .267, 2 cuadrangulares, 16 carreras impulsadas y 3 bases por bola. Como Paul Goldschmidt yo no preocupo de Molina cuando esta en una mala racha porque el eventualmente va ha encontrar como salirse.

La temporada pasada era una para olvidar para Dexter Fowler. El terminó el año cuando se lesionó a principios de agosto con una fractura a la pierna. Su promedio de bateo final fue .180. Fowler reveló en la temporada muerta que durante la temporada tenía efectos de depresión. Es temprano en la temporada, pero Dexter Fowler está demostrando que el 2018 está en el pasado. Fowler tiene un promedio al bate de .310 con un cuadrangular, 6 carreras empujadas y tiene 9 bases por bolas. Fowler está de mejor ánimo comparado al año pasado y también ha estado jugando en el jardín central. Al tener el bateo encendido y jugando buena defensa, Fowler le ha quitado la posición a Harrison Bader.

Por último, si bien no menos importante, José Martínez has sido unos de los bateadores más consistentes del equipo en los últimos tres años. En el 2017, terminó la temporada con un promedio al bate de .309. En el 2018, terminó la temporada con un promedio al bate de .305. El problema de José Martínez es que el equipo solamente puede poner nueve jugadores a jugar en el diamante. Este año la lesión Tyler O’Neill le dio a Martínez la oportunidad de ser el jardinero derecho principal. El cogió esa oportunidad para enseñarle a Mike Shildt que puede ser el jardinero derecho principal. Esta temporada Martínez tiene un promedio al bate de .344, un cuadrangular, 11 carreras empujadas y 2 bases por bolas.

Anuncios

Deja un comentario