Los Diablos Rojos inauguraron su nuevo estadio

Estadio de Beisbol Alfredo Harp Helu

CIUDAD DE MÉXICO — Con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como testigo de honor, la capital del país estrenó el sábado por la noche un nuevo estadio de béisbol, que a partir de la próxima temporada será la casa de los Diablos Rojos del México, el equipo más laureado en la historia del país.

López Obrador, un confeso apasionado del béisbol lanzó la primera pelota del encuentro para convertirse en el primer mandatario del país en realizar un primer lanzamiento desde que Miguel Alemán lo hizo en 1947.

El nuevo escenario llamado Alfredo Harp Helú, nombre del dueño de los Diablos Rojos, se localiza en el oriente de la capital, tuvo un costo de 3.000 millones de pesos (unos 150 millones de dólares) y tiene una capacidad para 20.576 espectadores.

Se trata del estadio de béisbol con la tercera capacidad más grande en la historia para un equipo de la Ciudad de México. El extinto Parque del Seguro Social, demolido hace casi un par de décadas y el Foro Sol admitían 25.000 aficionados cada uno.

«Es un sueño hecho realidad y les da una muestra a los demás equipos del béisbol mexicano lo grande que es Diablos», dijo el pelotero Iván Terrazas. «La grandeza de este estadio es una muestra de la grandeza de esta organización».

Los Diablos Rojos tuvieron que mudarse del Foro Sol cuando el escenario fue remodelado para recibir de nueva cuenta a la Fórmula 1.

El actual recinto reemplaza al estadio Fray Nano, que por los últimos cuatro años fue casa temporal de los Diablos Rojos, una franquicia fundada en 1940 que es la más ganadora en la historia de la Liga Mexicana de Béisbol con 16 campeonatos, el último conseguido en el 2014.

Después del lanzamiento de la primera pelota, los Diablos Rojos se enfrentaron ante un equipo de prospectos de los Padres de San Diego, equipo de las Grandes Ligas donde Harp Helú es accionista minoritario.

Deja un comentario